Errores a la hora de emprender un negocio

Como muchos de vosotros, conocemos bastantes casos en los que alguien ha querido montar su propio negocio y desgraciadamente ha fracasado, no ha llegado al tercer año de vida, o peor aún... ni al primero. Tranquilos, fracasar no es malo, solo es una cuestión del entorno en el que hayamos crecido que nos ha enseñado que no debemos fracasar. Más bien es comprender en que se ha fallado para procurar no tropezar sobre la misma piedra una vez más o al menos hacerlo de la mejor manera posible.

Existe una gran frase de Samuel Beckett "Equivócate, equivócate otra vez. Pero equivócate mejor", que bien lo ilustra el póster creado por Pablo Pintachán.  Hay diversidad de errores que se repiten cual maldición a la hora de emprender un negocio, muchos de índole económica, otros por meternos en algo que ni nos llena ni nos importa y muchos otros por no saber gestionar y potenciar nuestra marca… y ahí es donde entramos nosotros.

Hemos escuchado de viva voz a amigos y clientes su historia e historial de relaciones con su propia marca y siempre nos ha sorprendido el poco mimo que se tiene en muchas ocasiones, con la imagen despreocupada hacia la que es la cara que te representa a los potenciales clientes, la identidad, la marca.

 

TveoTsigo Blog Errores Emprendedores

Cuesta entender que no sea una partida prioritaria a la hora de desarrollar un negocio y se prefiera invertir en ciertos aspectos… a nuestro juicio más banales a la hora de emprender. Es cierto que al principio la mayoría de los emprendedores, tenemos lo justo para comenzar, pero si contamos con la gracia divina de tener algún ahorrillo o algún tipo de financiación o ayuda, no se piensa demasiado en proyectar y comunicar la marca, para que nuestros potenciales clientes sepan de nuestra existencia y los productos o servicios que ofertamos. Si nosotros mismos no predicamos con nuestro negocio, creedme… que pocos más lo harán.

Asusta elegir a un profesional que se encargue de tu identidad, ya sea online u offline, de usar medios como la publicidad o el marketing online, por no hablar del mal uso que se les da a las redes sociales.

Ya es de sobra conocido por todos historias del tipo: el sobrino de tu colega “que dibuja muy bien” le encargues el logotipo de tu marca, o directamente lo haga tu secretaria con un clipart de Word, o sencillamente te la den ya impuesta con calzador al encargar un rótulo para el negocio que estás creando a pie de calle… que por supuesto no tendrá nada que ver con otras aplicaciones que hagas de tu marca gráfica y menos aún con la comunicación que haces de ella en el mundo 2.0. Esto son solos algunos ejemplos, de los muchos que nos hemos encontrado últimamente, pero la lista es larga, muy larga.

Existe una lista infinita de freelances y/o agencias que se dedican a llevar tu negocio a tus clientes mediante la creación y potenciación de tu marca, por supuesto, como en todos los sectores, algunas cojean, pero dedicándole un poco de atención a quienes ofertan dichos servicios, se dará con las personas adecuadas que ayuden a crecer y desarrollar tu negocio.

No siempre el presupuesto más barato es el que debes elegir, al igual que el más caro no tiene porque ser el mejor. Nos hemos encontrado clientes que nos han enseñado sus logotipos o sus sitios web, por los que han pagado una cantidad ingente de dinero y nos hemos quedado anonadados por el resultado, bastante pobre, que les han dado. Al igual que hemos visto una inversión ínfima en la imagen corporativa de alguna startup, que como era de esperar, dejaba mucho que desear.

Para muchos nuevos negocios, los términos marketing online y publicidad, es un tema tabú, no se contempla por ningún lado ni al comienzo, ni al desarrollo… lo que conlleva muchas veces al final. Creando una estrategia adecuada codo a codo agencia-cliente, se llegan a cumplir objetivos que de otra manera sería impensable. Nadie conoce su idea y su negocio mejor que uno mismo, como también es cierto que para desarrollarla, tendrá que contar con profesionales que puedan guiarle y ayudarle a continuar su camino con garantías.

Seguimos con el boom 2.0 y el hacerlo “a lo loco” tiene sus consecuencias, no se trata de una moda. Como hemos dicho antes, es imprescindible que el binomio cliente-agencia, se siente para saber las líneas de negocio, el público objetivo, a dónde se quiere llegar, con qué recursos se cuentan, qué papel queremos jugar en nuestro universo 2.0 y todo ello desde una perspectiva que se sostenga en un entorno algo crítico en la actualidad, tenemos que soñar… pero con los pies en La Tierra y de la mano de profesionales, ya sea a nivel de diseño, financiero, de marketing online o para temas fiscales. Debemos enfocarnos y priorizar, madurar mucho nuestra idea de negocio, tenerlo atado casi todo lo que sea posible… al menos un producto o servicio mínimo viable que ofrecer, antes de lanzarnos a la aventura de emprender; hemos de ser auténticos predicadores de nuestra marca, tratando a los clientes como bien les merece, al fin y al cabo, sin clientes… no hay negocio que se sustente.

No tienes que estar en todos lados cual ser divino omnipresente, tienes que enfocarte en aquellos medios o redes donde se encuentra tu nicho de mercado y hasta donde puedas abarcar con tus recursos y estrategias. Ya es de sobra conocido el abrirse todos los perfiles en redes sociales habidos y por haber y luego dejarlos desatendidos y sin contenidos, perdiendo así nuevos clientes que dejaron de lado a tu marca, por no ofrecerles ningún tipo de valor añadido por estar en contacto con tu marca. Otro craso error es invertir en publicidad o marketing online sin ningún tipo de lógica ni objetivo, simplemente por que así lo refleja tu presupuesto anual, sin saber en qué se invierte y sin saber qué está haciendo quien te ayuda en el desarrollo de esa inversión.

 Se podría resumir todo este post de nuestro superblog en tratar de cuidar nuestra imagen, nuestra identidad, nuestra marca de cara a los potenciales clientes, dejando y confiando en profesionales que nos ayuden y nos guíen a llevarla por el camino adecuado para atraer a nuevos clientes y fidelizarlos.

 




Escrito por 
Visto 2931 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.